El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

El objetivo común de la Medicina y el Derecho
es el BIENESTAR DEL SER HUMANO.

 

 

La Medicina Legal ha evolucionado desde Imhotep, pasando por Paolo Zacchias hasta la incorporación de las Ciencias Forenses como parte del conocimiento Médico Legal en el siglo XX; en nuestro país ha evolucionado desde los Hampicamayoc,  en  el  imperio  Incaico,  los  protomédicos  de  la  colonia  y comienzos de la república hasta el Instituto de Medicina Legal del Perú “Leonidas Avendaño Ureta”.

 

El trabajo médico legal es el dedicado a la realización de peritajes (entre estas la realización de las necropsias médico legales) y pericias médico – legales (artículo 9 del Reglamento de la Ley del Trabajo Médico).

 

En el Perú, los antecedentes de la función médico legista se remontan al año 1839, cuando se establece en el Reglamento de la Policía que: "los médicos y los cirujanos están obligados a dar parte al Intendente de Policía, de toda persona herida o muerta violentamente, a cuyo reconocimiento o curación fueron llamados y de cualquiera en que adviertan síntomas de envenenamiento o golpes que pudieran causar peligro de vida…"
La importancia de la Medicina Legal empezó en nuestro medio a partir de la implementación del curso en la Universidad de San Marcos en 1844, creándose la cátedra de Medicina Legal y Toxicología el 07 de Abril de 1855 con el Reglamento de Instrucción Pública dado por Ramón Castilla.

 

Por Decreto Dictatorial del 04 de Junio de 1855, se dispuso que en cada departamento del país hubiese un médico titular, dependiente de la facultad de Medicina y de la autoridad política y una ley del 19 de Agosto de 1872 ordenó que los hubiera en cada capital de provincia.

 

La Ley 2949, expedida el 12 de Diciembre de 1918, señala: "los Médicos de la Policía se denominarán en lo sucesivo Médicos Legistas, y estarán adscritos a los Juzgados de Crimen de sus respectivas jurisdicciones como funcionarios judiciales, gozando del titularato de éstos y de los demás goces anexos".

 

El 23 de Mayo de 1985, se creó el Instituto de Medicina Legal del Perú “Leónidas Avendaño Ureta”, mediante Ley 24128, que centralizaba todas las funciones de la especialidad y porque era necesario formar peritos médicos y especialistas afines a dicha ciencia para servir mejor a la administración de justicia.; teniendo como base las Oficinas Médico legales y el Servicio de Necropsia, lo que posteriormente serían las Morgues en todo el país y en Lima, la Morgue Central de Lima, que dependía de la Dirección General de Justicia y Culto, posterior Ministerio de Justicia.

 

El 24 de Diciembre de 1992, por Decreto Ley 25993, el Instituto perteneciente al Sector Justicia fue transferido al Ministerio Público.
 

La DIVISIÓN DE TANATOLOGÍA FORENSE  se crea mediante Decreto Supremo Nº
003-69/PM, del 28 de Abril de 1969 donde se aprueba el Reglamento del Servicio de  Necropsia,  estableciéndose  además  que  son  entidades  que  cumplen  una
función social al servicio del Estado realizando el reconocimiento médico legal de
los cadáveres.
La revalorización de la dignidad de la persona, objetivo perseguido por muchas Constituciones políticas, han hecho que valoricemos muchísimo la vida terrenal y que vean los actos médicos de una forma crítica, analítica, con una mezcla de confianza ingenua, esperanzadora.

 

Recordar  parte  de  la  historia  de  la  División,  es  recordar  a  los  que  nos precedieron, es recordar el progreso y evolución de cualquier rama del saber humano, como decía Augusto Comte “No se conoce una ciencia si no se conoce su historia”. El progreso y la evolución de la Medicina Legal han estado en concordancia con la atención brindada a la Administración de Justicia, la cual a su vez depende de las ideas imperantes de la época.

 

Los médicos. Porfirio Olivera, Luís Felipe Revoredo Matallana, Feliciano, José Palacios, Nazario Basurto Sánchez, Bertha Pedemonte Guevara, Gladys Quiroz de Mego, se desempeñaron en la Morgue Central de Lima, llegando incluso a ser directores del Servicio de Necropsias, trasmitiendo sus conocimientos a nuevas generaciones.

 

 
 

En la División de Tanatología Forense se realizan diferentes diligencias, tales como el Levantamiento del cadáver en el lugar de los hechos, la autopsia o Necropsia y elaboración del protocolo, la exhumación y necropsia además de la realización de exámenes auxiliares : toxicológico, Anátomo-Patológico, Estomatológico, Radiológico, Antropológico, Biológico, Microbiológico, balística, dactiloscopia, superposición de imágenes, fotografías.

 

Su infraestructura se ha modernizado, siendo en la actualidad un edificio de tres pisos, donde continúan laborando profesionales de diferentes especialidades

 

En su obra “La Historia clínica”, don Pedro Lain Entralgo define al médico como “vir bonus medendi peritus”, esto es, “perito en curar”; y en esa tarea , como cualquier otro hombre o mujer, es capaz de acierto, de error, de olvido y de cambio en su punto de vista inicial. El médico cirujano o médico general cuenta con los conocimientos básicos que le permiten resolver en forma integral los problemas de salud del individuo y de la comunidad.

 

Se debe tener en cuenta que el lugar en el que es hallado un cadáver, o partes corporales humanas, o se comete un hecho delictivo criminal se denomina “lugar del hecho”, “lugar del suceso”, “escena del crimen”, entre otras denominaciones. En el mismo puede ser necesario llevar a cabo una investigación multidisciplinaria con fines judiciales, siendo importante tener presente que es una de las actuaciones medicolegales que no se pueden repetir.

  Es el examen médico legal que se realiza por solicitud de la autoridad competente, a un cadáver presunta víctima de una muerte violenta o sospechosa de criminalidad, que no ha sido movido del lugar donde fue encontrado, conforme a reglas técnicas, médicas y policiológicas bien establecidas, siendo muy importante la preservación de lugar del hecho.

 

En el trabajo que se realiza en el lugar del hecho participan: la autoridad competente, el médico legista, los peritos en criminalística. Es muy importante, integralmente precisar:

 

Posibles causas de muerte; si pudo ocurrir en el lugar, armas y /o agentes empleados, data de la muerte y el hecho, valor presunto de las evidencias, estimado de autores participantes, presunta etiología médico legal, posible cronología de los hechos, y otros elementos según el caso.
 
Son aceptados por la autoridad competente, la identificación de personas a través de la dactiloscopia, por el reconocimiento directo o por la superposición de imágenes, que rutinariamente se realiza en la División de Tanatología Forense o cuando se trata de cadáveres en condiciones especiales como carbonizados, esqueletizados o en proceso de putrefacción avanzado, esto es realizado por el Servicio de Antropología quienes realizan la identificación médico legal
   
Las necropsias post exhumación han evolucionado significativamente en las últimas décadas, incorporando conocimientos de otras áreas, además de la tanatología, Patología y antropología, originando un segmento llamado Tafonomia

Hoy en día, para resolver los problemas, se utiliza desde el empleo de la microscopía electrónica de barrido, el ADN mitocondrial, técnicas histológicas apropiadas, computación gráfica, hasta estudios toxicológicos en larvas; para lo cual, el Instituto de Medicina Legal se está preparando. Muchos procedimientos son solicitados sin fundamento adecuado o por información incompleta, por lo que es muy importante el conocimiento previo de los objetivos, lo que permite una preparación adecuada y escoger la metodología de trabajo.

 

Cuando se programa una exhumación, es necesario tener en cuenta el horario, la presencia de la autoridad solicitante o su representante, el administrador del cementerio quien debe acompañar en el procedimiento indicando el lugar.

 

La sepultura debe ser abierta hasta ubicar la urna funeraria, la cual debe ser retirada y abierta , con la presentación de los restos mortales a los presentes, seguidamente para ser trasladado a la Morgue en un vehículo apropiado, respetando las normas sanitarias .

Ya en la sala de necropsia, se realiza el procedimiento inicialmente propuesto y planificado; los cuales varían desde una autopsia convencional hasta investigaciones localizadas y específicas, dependiendo de los objetivos o del grado de reducción cadavérica observado.
Posteriormente se realiza la discusión de los resultados, la interpretación de las observaciones y la presentación de conclusiones objetivas está basada en las investigaciones realizadas, en el relato de las datas, la información adicional relevante y los procedimientos realizados Consideramos prudente la recolección y almacenamiento de muestras: del ataúd, los tejidos, fauna cadavérica, Se recuerda que todo procedimiento debe ser documentado con actas, fotografías u otros.
 
SUB GERENCIA DE DITANFOR.
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
Tipos de Servicios en la División Tanatológico Forense
 
Tipo de Servicios Exámenes Periciales
Necropsias y
otros servicios
• Muerte por Suicidio, Homicidio, Accidental (Proyectil , Ar- ma de Fuego, Arma Blanca, Asfixia Mecánica, Suceso de tránsito, Agente Físico : calor , frio, electricidad, etc ) por Agente Químico (drogas, alcohol, carbomatos, etc)
• Muerte en Investigación, Muerte no Violenta (Natural)
• Necropsias
• Necropsias clínicas
• Traslado de cadáveres y restos humanos a fosa común
• Conservación de cadáveres por refrigeración
• Conservación de cadáveres por formolización
• Conservación de cadáveres por embalsamiento
• Exhumaciones para toma de muestra
• Exhumaciones para necropsias
• Entrega de tejidos para transplante
• Entrega de córneas para transplante
• Entrega de cadáveres a Universidades e Instituciones Científicas
• Levantamiento de Cadáveres
• Evaluación de presunta tortura
• Junta Médica
• Presunta Responsabilidad Médica
• Ampliación de peritaje.
Antropología •Análisis antropológicos de contextos sociales y/o cultural
• Análisis antropológico de estimación de sexo y edad
• Apoyo Forense durante exhumación en fosas
• Registro Antropológico de estructuras óseas
• Registro Antropológico de información antemorfem
• Registro Antropológico de cadáveres no identificados
• Ampliación de peritaje
Arqueología •Ubicación, Inspección, evaluación y registro de restos Humanos
•Recuperación de restos humanos y elementos asociados
•Estudios topográficos
•Informe Arqueológico
 
   
CERTIFICACION ISO 9001-2000